“Daños colaterales” de los falsos mitos sobre el autismo: las madres de niñ@s con autismo somos sobreprotectoras

En este camino desde el diagnóstico de Manuel hay cosas que se llevan mejor y otras peor. Una que yo llevo mal especialmente es la etiqueta de sobreprotectoras que nos ponen a las mamás de l@s niñ@s con autismo.

NO me gustan este tipo de afirmaciones por varias razones:

1. es un argumento subjetivo, se valoran como sobreprotección aspectos que deben ser concebidos como la búsqueda de los apoyos necesarios para que el niño se pueda desarrollar de la manera más adecuada.

2. es un argumento machista, nunca he oído a nadie decir que tal padre sobreprotege a su hijo, parece ser que la sobreprotección es una parcela exclusivamente femenina. Claramente estamos ante una manifestación más de la mujer entendida como un ser débil, educado para educar pero “de cabellos largos e ideas cortas”.

3. es un argumento que entronca directamente con la teoría de las madres nevera que ha hecho tanto daño a las mujeres, a las que se culpabilizó directamente del autismo de sus hijos. Aún quedan profesionales que se resisten a abandonar esta teoría y pongo un ejemplo en primera persona, alguien me dijo una vez “¿no será que tu niño tiene una madre autista?”. Cuanto daño pueden hacer las palabras!

Las madres de los niñ@s con autismo  NO sobreprotegemos. Las madres de los niños con autismo y en general las madres de los niños con necesidades especiales, buscamos lo mejor para nuestr@s hij@s, los acompañamos para que puedan entender mejor la realidad, pedimos lo que les corresponde y simplemente los educamos como hacen tod@s los demás.

Advertisements

4 thoughts on ““Daños colaterales” de los falsos mitos sobre el autismo: las madres de niñ@s con autismo somos sobreprotectoras

  1. Tambien tengo un hijo autista, de la misma edad. Pienso deberias enfocar tus energias en tu hijo, él necesita TODA tu atención AHORA. El resto no importa.
    Si quieres, en 5 años puedes despotricar todo lo que quieras…

    1. Te aseguro que todas mis energías y las de mi familia están puestas en mi hijo Manuel y en sus hermanos gemelos. Éso no quiere decir que no me rebele ante la falta de respeto con la discapacidad. Para mí, luchar por él también es hacerlo en sociedad, es una responsabilidad moral que siento profundamente. El día que yo no esté me gustaría que mi hijo viviese en un entorno que lo acepte y lo entienda.
      Normalmente no tengo afán despotricador pero me pareció que referirse a niñas y niños con discapacidad y definirlos como “retrasados varios” era pasarse. ¿No lo crees tú así?
      Gracias por tu comentario 🙂

Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s